IDIOMAS

En un mundo globalizado como el actual, con una internacionalización creciente y un acelerado ritmo de cambio, se hacen necesarias distintas capacidades de adaptación, destacando entre ellas la competencia lingüística en idiomas extranjeros, cada vez más importante para la cooperación y el entendimiento intercultural.

En los colegios amigonianos apostamos por la formación en diferentes idiomas: inglés, francés, alemán con clases presenciales, profesores nativos, programas como Erasmus+, intercambios con instituciones educativas de los países de origen y alianzas como las realizadas con Academica Corporation para la obtención del Diploma Dual y, con Oxford University Press de la que nuestros colegios son centros examinadores de su Oxford Test of English.

BACHILLERATO DUAL AMERICANO

El programa Diploma Dual que ofertamos y trabajamos en nuestros colegios de la mano de Academica Corporation permite la obtención de dos titulaciones simultáneamente:
El bachillerato del país de origen del alumno, de forma presencial.
• Y el bachillerato estadounidense, High School Diploma, en un entorno digital.

Los alumnos de Diploma Dual reciben la misma titulación que los alumnos estadounidenses de Academica al finalizar su High School. Titulación que está reconocida en todos los Estados y en sus universidades.

Los 3 principales objetivos de este Bachillerato Dual y sus ventajas asociadas son:
1. Inmersión Lingüística. Todas las asignaturas y las relaciones con los profesores se establecen en inglés desde el primer momento. Lo que lleva a nuestros alumnos a la adquisición de un nivel bilingüe avanzado.

2. Inmersión Tecnológica. Esta inmersión facilita a los estudiantes un importante dominio en el manejo de las tecnologías más avanzadas de aprendizaje digital.

3. Inmersión Personal. Lo que proporciona a nuestros alumnos la adquisición de responsabilidad y madurez en el trabajo, un alto nivel de autonomía, un aprendizaje de la gestión del tiempo y, a su vez, un desarrollo de su capacidad de adaptación y flexibilidad para trabajar en entornos diferentes y multiculturales.

OXFORD TEST OF ENGLISH

Oxford Test of English es un certificado expedido por la Universidad de Oxford.
Está reconocido por Erasmus +, Acles, Crue y el Ministerio de Educación y Ciencia, por lo que verifica la competencia lingüística de los candidatos de forma fiable y segura.

Evalúa y mide las competencias de los estudiantes en expresión oral, comprensión auditiva, expresión escrita y comprensión lectora para los niveles A2, B1 y B2 establecidos por el Marco Común Europeo de Referencia.

Sus principales ventajas:

  • Está alineado con el Marco Común Europeo de Referencia, por lo que goza de credibilidad internacional.
  • Es ágil, en 2 horas se evalúan las cuatro competencias (Reading, Listening, Speaking y Writing)
  • Se realiza 100% on-line
  • Es adaptativo. Las preguntas se van adaptando al nivel detectado en el candidato.

Certifica A2, B1 o B2 en un solo examen.
Los resultados se presentan de forma separada por cada una de las cuatro competencias.
Se reserva la nota por destrezas. Si un alumno ha alcanzado el nivel deseado en 3 destrezas y ha obtenido un nivel inferior en una de ellas, en el siguiente examen no tendrá que examinarse nuevamente de todo, solamente lo hará de esa destreza, con lo que ello supone en ahorro de tiempo de examen y en su coste económico.

Aprendizaje-Servicio

La primera Declaración de los Derechos de la Infancia conocida como Declaración de Ginebra dice así:

“El niño ha de ser educado en el sentimiento de que ha de poner sus mejores cualidades al servicio de sus hermanos”.

La respuesta a esta afirmación es, sin duda, la propuesta educativa de Aprendizaje-Servicio ApS.

El Aprendizaje Servicio consiste en aprender haciendo un servicio a los demás.

El ApS articula, aúna aprendizaje y servicio social en un proyecto único.

Los estudiantes estudian su entorno cercano, detectan una necesidad real y ponen en marcha acciones para dar una respuesta eficaz a la misma.

Aquí vemos a nuestro alumnado de “Nuestra Señora de los Dolores” repoblando la Sierra de los Donceles. Detectaron la necesidad y pusieron en acción sus conocimientos en Matemáticas, Biología, Geografía… y sus habilidades comunicativas y sociales para trabajar junto con profesores, agentes forestales, viveros, ayuntamiento de Hellín… en esta reforestación.

Otro ejemplo, de ApS es el de el alumnado de formación profesional mecánica de Escuelas Profesionales Luis Amigó equipando un Seat Panda para el “Panda Raid” con el que llevaron ayuda solidaria a niños y niñas de Marruecos.

El aprendizaje servicio se constituye así en una herramienta valiosa para trabajar de una manera transversal todas las competencias básicas a desarrollar en nuestros estudiantes y, especialmente, contribuye al desarrollo de 3 de ellas:
• Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor. En un proyecto de ApS los estudiantes estudian su entorno, detectan necesidades y ponen en marcha acciones con el fin de mejorarlo. Esto estimula sus habilidades para “pasar a la acción”, su creatividad, sus capacidades para asumir riesgos, planificar, gestionar proyectos. Les hace ser activos en su entorno, ciudadanos de pleno derecho.
• Aprender a aprender. El interés y la motivación que resolver una necesidad de su entorno genera en el estudiante, estimula su capacidad para iniciar el aprendizaje y persistir en él, para organizar sus tareas y su tiempo.
• Competencias sociales y cívicas. Para dar una respuesta eficaz a ese proyecto de ApS, los estudiantes interactúan con otros compañeros, con sus profesores, con diferentes entidades sociales y con los destinatarios del proyecto de un modo cooperativo. 

Desarrollan, por tanto, capacidades para relacionarse con las personas y participar de manera activa, participativa y democrática en la vida social y cívica.

Entre los múltiples beneficios que el aprendizaje servicio tiene en el estudiante están:
• Promueve aprendizajes significativos. Lo que un estudiante aprende en el colegio tiene su aplicación en la sociedad. A su vez, cualquier lugar de su entorno se convierte en un espacio de aprendizaje y toda persona con la que interactúa en un maestro del que se aprende.
• Desarrolla habilidades de comunicación y de escucha activa.
• Despierta y estimula la sensibilidad por la diversidad.
• Estimula la motivación y la capacidad de esfuerzo.
• Desarrolla un sano concepto de autonomía y autoeficacia.

Estimula el conocimiento y toma de conciencia de necesidades sociales y los objetivos de desarrollo sostenible. Despierta la implicación social. Como diría Nieves Tapia: “La solidaridad le da sentido al aprendizaje, y el aprendizaje servicio hace más significativa la acción solidaria”

Los colegios amigonianos nos sentimos afortunados de compartir nuestra andadura por el ApS con la Red española de aprendizaje-servicio.

MEDIACIÓN

En una sana interacción, antes o después, surgen los conflictos. Frente a esa situación tenemos dos opciones: negarlos, no querer verlos o afrontarlos asertivamente. Por más que queramos proteger a nuestros estudiantes de situaciones de conflicto estas aparecerán dentro de la realidad del colegio o fuera de él. 

Desde los colegios amigonianos optamos por trabajar la mediación con nuestros alumnos, como una herramienta para prevenir o, si es necesario, resolver los problemas que se presentan en la convivencia. Herramienta que les será útil dentro y fuera del colegio, en edades tempranas y en edades adultas. Se trata, en definitiva, de prepararlos para la vida.

La mediación escolar es un método constructivo y pacífico de resolución de conflictos. La mediación escolar constituye, así mismo, una estrategia preventiva, ya que las diferentes acciones que pone en marcha favorecen el aprendizaje de las habilidades sociales y comunicativas necesarias para mejorar la convivencia.

La mediación escolar contribuye a la educación para la democracia, la paz y los derechos humanos.

En los colegios amigonianos trabajamos desde las edades más tempranas en talleres de gestión de emociones y habilidades comunicativas y sociales. Creando espacios necesarios como el “rincón del diálogo”.

A medida que los estudiantes crecen, se hacen imprescindibles en el proceso de mediación los “alumnos y alumnas ayudantes”.

Estos son formados en:
Cómo crear un buen clima que permita que cada una de las partes cuente su visión del conflicto.
Cómo definir el conflicto con empatía, utilizando la escucha activa y haciendo preguntas que ayuden a las partes a encontrar soluciones al conflicto. Creando el marco para que las partes lleguen a un acuerdo decidido por ellos, no solucionado desde fuera por otros.
– En nuestros programas de mediación estos alumnos y alumnas mediadores están arropados por distintos miembros de la comunidad educativa: padres, profesores, orientadores y equipo directivo también formados en mediación.

Beneficios de la mediación en nuestros alumnos y alumnas:
• Desarrollan la empatía
• Trabajan la escucha activa
• Aprenden a plantearse preguntas
• Trabajan el pensamiento reflexivo
• Desarrollan la creatividad y la de búsqueda de soluciones.
• Aprenden a tomar decisiones y a actuar
• Aprenden a afrontar la realidad y a recuperarse de la adversidad.
• Descubren que todos pueden ganar.
• Aprenden a valorarse a sí mismos y a valorar las diferencias.
• Aprenden sobre sí mismos y los demás.
• Generan relaciones sólidas y estables.

ME ORIENTA

Un estudio de la Universidad de Oxford pronostica que, dentro de las próximas dos décadas, el 50% del empleo total se perderá debido a la automatización y la computarización.

Al menos cuatro de cada diez estudiantes españoles eligen hoy carreras que puede que ya no existan cuando tengan 30 años. Es una de las conclusiones del informe «Dream jobs» de la OCDE, en el que se analizan las aspiraciones profesionales de los alumnos de secundaria de más de 30 países.

La mayoría de los padres de estudiantes de 15 años manifiesta que su hijo “no sabe qué va a hacer”.

En ese sentido, cada vez se torna más importante un asesoramiento que permita ayudar a nuestros estudiantes y a sus progenitores en la toma de decisiones.

Para este asesoramiento los departamentos de orientación de nuestros colegios ofrecen, para aquellas familias que lo estimen oportuno, el programa meorienta, EPF (Estrategias para el Profesional del Futuro)

Este programa permite identificar las fortalezas de un alumno para: determinar con qué perfiles profesionales encaja más, diseñar estrategias y trazar un camino académico que asegure alcanzar con éxito el campo profesional.

APRENDIZAJE COOPERATIVO

Desde los colegios amigonianos buscamos potenciar los talentos y competencias de los niños, niñas y adolescentes que crecen con nosotros, de manera que tras su paso por nuestros colegios se sientan motivados para desarrollar un aprendizaje permanente a lo largo de su vida, capaces de lograr su realización personal, de ejercer una ciudadanía activa y, de incorporarse a la vida adulta de manera satisfactoria. Todo lo mencionado solo es posible desarrollarlo en la interacción.

¿Por qué no comenzar entonces trabajando desde el colegio en la interacción con los iguales?

“Uno para todos y todos para uno”

“El aprendizaje cooperativo es el empleo didáctico de grupos reducidos, normalmente heterogéneos, en el que el alumnado trabaja junto para alcanzar metas comunes, maximizando su propio aprendizaje y el de los demás”.
(Johnson, Johnson y Holubec, 1999).

A través de dinámicas de cohesión, estructuras cooperativas y planes de equipo, los alumnos aprenden las asignaturas, aprenden a cooperar y mejoran el clima de la clase.

Entre los muchos beneficios de enseñar y aprender con aprendizaje cooperativo encontramos los siguientes:

  • Contribuye a la mejora del rendimiento académico.
  • Propicia la interacción comunicativa oral y escrita. Los estudiantes dialogan, contrastan sus ideas y toman decisiones consensuadas. Desarrolla, por tanto, la competencia lingüística.
  • Mejora la empatía, la convivencia en el aula, el trabajo en equipo, las relaciones interpersonales y las habilidades sociales.
  • Fomenta la interacción entre iguales. Permite que alumnos con capacidades y motivaciones diferentes aprendan juntos. Se trata de aprender con y de otros compañeros y compañeras desde el respeto, la colaboración y la ayuda. Genera interdependencia positiva entre los compañeros y compañeras.
  • Favorece la inclusividad y la atención a la diversidad del alumnado.
  • Desarrolla valores democráticos, solidaridad, ayuda mutua y respeto por las diferencias. Reduce el acoso escolar.
  • Favorece la metacognición, la conciencia sobre el propio aprendizaje y su autorregulación, aprender a aprender. Incrementa la autoestima.
 

En los colegios amigonianos estamos implantando este aprendizaje cooperativo en las etapas de Infantil, Primaria y Secundaria de la mano de la Universidad de VIC y de José Ramón Lago, aprendiendo a “Cooperar para aprender, aprender a cooperar”.

El trabajo con estos profesionales nos ha permitido participar puntualmente en la Red Khelidom aportando nuestras experiencias con el aprendizaje cooperativo on line. Queremos manifestarles aquí nuestro agradecimiento.